miércoles, 26 de diciembre de 2012

Dulce carcel del infierno

Hacía tiempo que no escribía,
mientras me decía que no sabía
en que momentos de mi vida yo lo hacía.

Siento, ahora, esperando,
 una herida abierta,
SORDA,...... GRITANDO,
en un papel, queriendo ser palabra,
mi alma se parte en dos,
(con una mitad a oscuras)
del mismo dolor de amarte,
Amarte..............,
¿ Que es sino ser capaz de hallarte?
Sentir a donde vas cuando vienes,
y saber donde has llegado cuando eres,
ser capaz allí de nombrarte,
de hablarte,
sin saber que es a mí a quién estoy mirando.
Cariño, no quiero.....
acabar creyéndote,
estoy cansada y soy ya vieja
para ser, aún, tan joven,
Me gustaría no poder quererte, es verdad,
y jugar así desnudos,
cuando te miro....siento,
y es allí donde me paro y pienso
que de que me sirve a mi pensar.

.