domingo, 17 de junio de 2012

El abrazo del placer

El vino de la muerte y la resurrección penetra
dejando desnuda la garganta al hablar,
sigue bajando pasando por el pecho
donde la vida y la rabia se atreven a ser,
¿no se atreverá a dejarme sola
antes de acabarme esta copa?
amenaza con  voz aguda  la reina de la noche
la voz de los caídos,
la musa del montón,
 bebe porque detesta la soledad
y  besar a los hombres que le dan de comer,
se abre de piernas y piensa :
¿tendré suficiente para pagar el alquiler?
 así los días suceden ,
a veces agudos y otros sin voz,
mientras ella cobra y el vuelve a nacer,
la vida da muchas vueltas, piensa el poeta,
es una tormenta enamorada,
una tómbola atascada,
un cajón de arena y miel.

jueves, 14 de junio de 2012

Para mayores de 18

¿Que camino y rincón encogerás hoy para matarme?
¡Dolor cabrón!
Puto amor no correspondido,
que ahogas y matas lentamente,
¿ Tendré que llevarte aquí dentro en silencio
o acabaré regalándote mis horas y mis días,
mis noches y mis largos meses,
para que al nombrarte no duelas tanto?
Quizá  acabe escribiendote ........
u olvidádome de ti,
cuando borracha de amor y vino
encuentre otro camino,
o cuando cansada de no olvidarte
caiga rendida a la pacifica y optimista actitud
de aceptar en tu voluntad la clave de mi felicidad,
No se que camino y rincón escogeré, entonces yo,
para que lo que no sabia que encogerías, tu, para matarme
sea el momento de ser  feliz.
¿...........y si fuese mas lista.........
 y mas buena............
 dejaría de no ser correspondido mi amor?

sábado, 2 de junio de 2012

La orgía del saber

No hay mayor placer
que estrellarse el alma contra un árbol
y acabar viviendo en la orilla de un río.

El río de Murcia se muere de calor,
le falta agua y le sobra amor,
¡Esto no es una ciudad!
Mar y montaña, en el río, se confunden,
y aunque todo ya parezca  mentira,
el trigo sigue siendo oro natural.

He de acabar viviendo
y si me aprietan demasiado
no morir del todo.

En la calle del río todos llevan un saludo,
y aunque la tentación alberga en todo paraíso
¡Mejor viejo y borracho
que tonto y descarao!

Quiero gozarte, río, pensando,
paseando y fornicando también,
y cuando cambiases de estación
seguir pensando,
paseando y fornicando tal vez,
quiero que morir sea un sueño
y poderme dormir abrazada a ti.

Las moras están pintando la calle,
intentando, egoístas, adornar la acera,
mientras el asfalto,
que fue puta antes que político,
intenta celebrar el día de la constitución.