jueves, 31 de mayo de 2012

A un poeta muerto

Hombre de visión literaria y dolor sincero,
me dueles sin conocerte,
te leo preguntándome si habría podido llevarte
si no hubieses muerto,
de pensamiento fácil y apuesta intuición,
espontáneo íntimo,
gustando de bucear por la emoción
que busca las cosquillas por tu vientre
y arañando al prójimo para que no quede solo en ti,
príncipe encantado y apuesto encantador de mujeres libres
sin miedo a llevar de la mano a la mujer que sepa elegirlo,
confieso haber imaginado romances de amor que nunca existieron
y que pocos poetas me llevaron mas allá de la palabra y el verso,
se que es duro hablar así pero de haberlo hecho usted mejor
sepa que también habría muerto,
creo que yo tampoco podría soportar una vida llena de heridas,
sin descifrar, sin excusar, sin inventar, sin escapar,
y cuando la fe no me encadenase
no supiese ir,
perdone la dureza de mis intenciones y  malos días pero......
¿ De que sirvió ser bueno o malo escribiendo?
............. ¿ y  tener mejor o peor corazón?

No hay comentarios:

Publicar un comentario