lunes, 28 de mayo de 2012

El respeto y la ciudad

El respeto, la ciudad,
no queda nada abierto,
el sitio, la manía,
la rareza del montón,
perdió la cabeza por amor
y el amor nunca llegaba,
la prisa, la marea y las ganas de llorar,
cuando todos seamos pobres
no importará la raza ni el pecado,
ni la hora ni el lugar,
solo en los brazos mas nobles
el  don de pensar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario