viernes, 14 de octubre de 2011

¿Quien hablara de nosotras?

Señoritas y señoras,
mas a mi pesar, quizás, me atrevo a decir
que nadie hablara de nosotras cuando hayamos muerto,
quizá alguna que otra mujer,
sintiendo la culpa o haciéndose identificado demasiado
decida dedicar unas lágrimas a si misma
(por un ejercito de hombres y otro tanto mujeres,
de mucha y mala cabeza y escaso corazón)
¡ Pena me da el día que opte por casarme con una mujer,
gustándome como me gusta el sexo masculino!
Queriendo no puedo dejar de llorar,
no hubo una mayoría de mujeres que supiesen estar a la altura
del poder con el que se nació,
quizás lo supieron pero lograron sobrevivir escondidas
¡ Pena  me da, también,
que no vayan a ver la altura,
a la que soy capaz de llegar,
por conocer a esa minoría,
Señoritas y señoras,
me pregunto
 quien hablara de nosotras
cuando hayamos acabado de hacer,
obedecer, dejarnos pisar y reconocer
que nada se hubiese conseguido
 si nosotras no hubiesemos querido.
no con esto quisiera animar
 a ninguna a levantar en el exceso su cabeza
pero tengan la dignidad y el respeto
de tampoco acabar con ella pisoteada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario