martes, 30 de agosto de 2011

Mientras nos deseabamos

Ayer no sentí el gozo si no el consuelo del amor, Amor,
(mientras nos deseábamos),
Sentí el cariño al que me aferro
y la paz que me regalas,
Sentí un calor que me aceptaba
y que al rozarme era un abrazo,
Sentí después, también,  tu beso,
(que sin querer se despedia),
y sentí como el viento cambiante movía la cortina de Septiembre,
¡no se que sentí pero sentí
y con ello supe!
-ni tanto pensar como para no sentir-
-ni tanto sentir como para no pensar-
¡¡¡ ¿Que destino mejor que haber vivido? !!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario